Cine y Libros

PELÍCULAS / “Postdata te quiero” / Solo para románticos

goliath games
Hay películas que la primera vez que las vemos no nos llegan a impactar demasiado. A veces, una película, hay que verla varias veces para poder apreciarla, para darnos cuenta de pequeños detalles que nos habían pasado desapercibidos la primera vez que la vimos. Hay veces, que al volver a ver una película, la vemos con otros ojos, nos parece distinta, puede que porque estemos en otro momento de nuestra vida o por alguna vivencia que nos lo recuerda. Posdata: Te Quiero” podría ser una de esas películas, pues aunque puede dar la impresión de ser una comedia romántica, es un drama, y dependiendo del momento de cada uno se puede vivir de una manera o de otra.
Basada en la novela del 2004 del mismo nombre de la escritora irlandesa Cecilia Ahem, “P.S. I love You” es una película drámatica que emocionó a muchos en su momento con un guión distinto y original, pero sobre todo muy emotivo. Un filme que nos hace pensar muchas cosas, que nos hace plantearnos la vida después de la muerte de la persona amada. Y si empezásemos a recibir cartas suyas ¿como reaccionaríamos? Esto es lo que le paso a Holly (Hilary Swank) después de la muerte de su marido Gerry (Gerad Butler).

Holly y Gerry se conocían desde la universidad, pero se sentían como si siempre hubieran estado juntos: podían acabar las frases del otro e incluso cuando discutían por quien debía apagar la luz por la noche, lo hacían riendo. Holly no sabía lo que sería su vida sin él, vivía hundida en la depresión, muerta en vida, hasta que tres semanas después de la muerte de Gerry, empieza a recibir una serie de cartas con instrucciones para cada mes, todas ellas firmadas con P.D. Te Amo. Cartas que la animaban a salir, a viajar, a enamorarse…, cartas que la devuelven a la vida.
Puede que para algunos esta sea una película demasiado dulzona. Otros, tal vez vean en ella algo más profundo que les haga imaginar como sería su propia vida sin esa persona a la que tanto aman, sin la persona sin la cual pensaban que no podrían seguir viviendo ni seguir enfrentándose a la vida, y darse cuenta del privilegio que es poder envejecer con tu alma gemela.
Una historia triste pero también divertida, tierna y tremendamente romántica, que muchos llevamos guardada en un pequeño rinconcito de nuestro corazón. Esa es su grandeza, el amor, el amor sobre todas las cosas, un amor para siempre.
«Solo me queda una cosa por decirte: gracias por amarme, te aseguro que esté donde esté te echo de menos. Yo solo he sido un capítulo de tu vida, tú para mí has sido la vida entera. P.D: Siempre te amaré.»

 

Déjanos tu email
Te mantendremos informado de todas las novedades

Y serás el primero en enterarte de concursos y promociones exclusivas.

micolet
A %d blogueros les gusta esto: