Cine y Libros

PELÍCULAS / “Perdiendo el Norte”

goliath games
La historia se repite. ¿Quién nos iba a decir que en pleno Siglo XXI íbamos a estar condenados a repetir lo mismo que vivieron nuestros ancestros y que íbamos a tener que emigrar de España en busca de una vida mejor? Y es que la emigración a Alemania crece a ritmo vertiginoso. Hace más o menos un año se produjo la mayor ola migratoria procendente de España desde 1971, año en que se estrenó la película “Vente a Alemania Pepe”, una comedia de Pedro Lazaga que retrataba las peripecias de uno de tantos españoles que emigraron a este país buscando fortuna.
Perdiendo El Norte“, uno de los últimos éxitos del cine español, como hizo Lazaga hace 40 años, recoge el testimonio de los emigrantes en Alemania, y desbancó en su primer fin de semana a la mismísima “Cincuenta sombras de Grey” del número uno en taquilla recaudando más de un millón de euros. Y no nos extraña nada, ya que este filme es actualidad pura y dura y retrata a la perfección la situación de los jóvenes españoles de hoy en día.
Inspirados por un programa de televisión tipo “Españoles por el mundo”, Hugo (Yon González) y Braulio (Julián López), deciden marchar a Alemania en busca de una mejor vida, pero pronto descubrirán que el sueño puede llegar a ser una pesadilla…

El director zaragozano Nacho García Velila nos presenta esta película en clave de humor con un elenco de actores muy conocidos con los que sabes que la risa y el entretenimiento están asegurados, como Javier Cámara y Carmen Machi. La historia, con un gran transfondo de drama, nos muestra una alocada comedia romántica con la frescura que le dan estos dos nuevos actores cómicos españoles, Julián López y Miki Esparbe, y las ya consolidadas Blanca Suárez y Úrsula Corberó dándole el toque de madurez. José Sacristán, que siempre es un placer verlo en cualquier papel que interprete, en esta película borda el papel de Andrés, un hombre desencantado, uno de esos personajes que se quedan en nuestra memoria, puede que por ponerle el punto dramático en un contexto cómico o simplemente por que es un genio. El toque nostálgico nos lo da el tema musical de la mano de Rozalen, con esa voz triste y brillante que ambienta las escenas románticas de la película, una cantante especial que con su música te envuelve, te penetra, te emociona… Y es que como pasa casi siempre, el punto mágico de este filme lo pone la música.
No tenemos nada malo que decir de esta película, todo lo contrario: te hace reír, te entretiene, te emociona… Nuestro cine parece que está en auge. Esperemos que sigan haciendo películas así. Materia prima no nos falta.

Déjanos tu email
Te mantendremos informado de todas las novedades

Y serás el primero en enterarte de concursos y promociones exclusivas.

micolet
A %d blogueros les gusta esto: