Gastronomía

Aros de cebolla empanados

goliath games
El verano es sinónimo de picoteo y cervecitas con los amigos. Por eso, aprovechando la última novedad que nos presenta la empresa Esgir, queremos compartir contigo una receta igual de sencilla que de rica que hará todavía más especiales tus momentos de tapeo.
Si todavía no has probado los aros de cebolla empanados caseros ¡ya estás tardando!, están tan buenos que no podrás parar de comerlos, y si tienes invitados en casa seguro que los sorprendes con este delicioso aperitivo.
Además, el nuevo pan rallado ‘In & Out’ de Esgir, al ser libre de gluten, lactosa y azúcar, es la opción perfecta para que pueda disfrutarlo toda la familia. Y lo mejor de todo es que consigue unos empanados contundentes y extra crujientes que te encantarán.

Por si fuera poco tiene múltiples usos: sirve para rebozar, para croquetas, para albóndigas, como relleno, como espesante instantáneo, y para hacer bechamel. ¿Qué te parece? Nosotros te podemos decir que su calidad es muy buena y su sabor y textura todavía mejores.

Aros de cebolla Empanados


Aros de cebolla, onion ringsIngredientes para 4 personas:
  • 1 cebolla grandes
  • 180 gr de pan rayado
  • 150 gr de harina
  • 250 ml de leche
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita de levadura
  • Aceite
  • Pimienta negra
  • 1 cucharadita de sal

PREPARACIÓN:
  • En un cuenco mezclamos bien la harina, la levadura y la cucharadita de sal
  • Cortamos la cebolla en rodajas (más bien gruesas) y separamos los aros por completo unos de otros. Los enharinamos con la mezcla que acabamos de preparar y los reservamos en un plato.
  • Batimos el huevo, añadimos la leche y la pimienta, y volvemos a batir. Echamos la mezcla resultante en el cuenco de la harina y mezclamos bien todo.
  • En un recipiente a parte ponemos el pan rayado.
  • Solo queda freír los aros de cebolla. Para ello ponemos a fuego medio/alto una sartén bien cubierta de aceite.
  • Vamos pasando los aros de cebolla, primero por la mezcla de harina, leche y huevos, y a continuación por el pan rayado antes de meterlos en la sartén con el aceite bien caliente. Dejamos un par de minutos por cada lado, hasta que vayan cogiendo un color doradito y una textura crujiente.
  • Repetimos la misma operación con el resto de aros de cebolla. Salamos al gusto, y listo para servir.

¡Buen provecho!

Déjanos tu email
Te mantendremos informado de todas las novedades

Y serás el primero en enterarte de concursos y promociones exclusivas.

micolet
A %d blogueros les gusta esto: