Cine y Libros

PELÍCULAS / 30 Aniversario de “Nueve semanas y media”

goliath games
9 Semanas y Media” está de aniversario. La película erótica por excelencia, el taquillazo que encumbró a sus protagonistas y alimentó la fantasía de muchas parejas que descubrieron el morbo en inusitados placeres sexuales, cumple 30 años.
Este filme que escandalizó en su tiempo, estaba destinado a ser la película emblemática del erotismo gracias a la espectacular Kim Basinger, al guapísimo Mickey Rourke, y a la siempre recordada melodía “You can leave your hat on” de Joe Cocker. Nada que ver con otras que también escandalizaron como “El imperio de los sentidos”, “El último tango en París” o “Emmanuelle”.
“Nueva semanas y media” es una película imprescindible en este género, es el sexo y la seducción, otra forma de entender el amor más allá del límite. Varias generaciones aprendimos con este filme que la mantequilla, las fresas, la nata y la mermelada, sirven para algo más que para untarlas en tostadas, pero también aprendimos que el sexo puede convertirse en un juego peligroso, cruel y sórdido, capaz de destruir por dentro a una persona.

Todo es tórrido y sensual en este filme, un tema que impactó mucho en la opinión pública en los años 80. En USA sufrió una censura brutal; en Europa, aunque algo menos, algunas escenas fueron también censuradas, tanto que de tres horas que duraba la película, quedó reducida a dos escasas. En esta época, el tema que trata ya no escandaliza como entonces.
Una mujer divorciada se enamora de un broker con el que empieza a mantener relaciones sexuales, pero los juegos de él son cada vez más sórdidos y humillantes y llega un momento en que el amor y el deseo se convierten en desconfianza y temor. Lo que hay entre ellos, más que amor, es un juego peligroso que a ella se le escapa de las manos. A veces, el ser humano, hace cosas que nunca imaginaría que podría llegar a hacer por agradar a una persona o por temor a perderla.
“Nueve semanas y media” estaba destinada a reventar taquillas y lo consiguió. Merece la pena ver este filme aunque solo sea por recordar a Mickey Rourke tal y como era antes, uno de los actores más atractivos de aquella época; o a la escultural Kim Basinger en el papel que marcó toda su carrera; o para volver a oír la voz rasgada del gran Joe Cocker; y por qué no, para ver una historia de amor diferente, aunque corta, porque a veces es mejor cortar a tiempo y vivir nueve semanas y media de amor, pasión y lujuria, y no morir en el intento.

 

Déjanos tu email
Te mantendremos informado de todas las novedades

Y serás el primero en enterarte de concursos y promociones exclusivas.

micolet
A %d blogueros les gusta esto: