Reseñas

PELÍCULAS / “Tacones lejanos” / 25º Aniversario

Tacones Lejanos“, de Pedro Almodóvar, puede decirse que ya es una de las joyas del cine español, una película imprescindible para todo cinéfilo que se precie, como todas las de este gran director. Desde su ópera prima “Pepi Luci Bom y otras chicas del montón”, hasta su última película “Julieta”, todas y cada una de ellas pueden ser consideradas como obras de arte.
No es un secreto para nadie que el manchego es más profeta fuera de su tierra que en nuestro país, tanto es así, que el Moma de Nueva York le vuelve a rendir homenaje. El museo de arte moderno que ya le rindió tributo en el 2011, exhibirá este invierno su filmografía completa con la presentación de su último trabajo, “Julieta”, cuyo estreno en EEUU será el 21 de diciembre. Así, los neoyorkinos podrán repasar su carrera a lo largo de sus 20 películas.
Si echamos la vista 25 años atrás nos encontramos con “Tacones lejanos”, una de las películas de nuestro director más internacional, un melodrama como los que solo él sabe hacer en el que sus protagonistas son mujeres, como en la mayoría de sus películas. Un drama con pinceladas de thriller y un toque policíaco con asesinato incluido. ¡Ingredientes no le faltan a este filme!

Rebeca, (Victoria Abril), ha vivido siempre a la sombra de su madre, una cantante y actriz famosísima muy querida por el público. La distancia que tuvieron siendo Rebeca una niña, ya que su madre vivía permanentemente de gira en gira, ha afectado considerablemente su relación. Vuelven a encontrarse después de años con un crimen de por medio, el del marido de Rebeca, que fue en otros tiempos el gran amor de su madre la diva ‘Becky del Páramo’, (Marisa Paredes). El juez que lleva el caso, por la noche un drag queen que imita a Becky, se enamora perdidamente de Rebeca.
Ya en esa época Almodóvar nos mostraba su talento con una historia desgarradora que explora en la mente de dos mujeres, madre e hija, y que se va convirtiendo poco a poco en una relación destructiva. “De pequeña, cuando vivíamos juntas, no podía dormirme hasta que no oía el ruido de tus tacones a lo lejos…” le dice la hija en una de sus conversaciones.

“Tacones lejanos” es drama puro y duro. Te atrapa desde el minuto uno: te atrapa su colorido; te atrapa su guión almodovariano total; te atrapa su banda sonora, sobre todo las dos canciones interpretadas por Luz Casal con su voz única: ‘Piensa en mi’ y ‘Un año de amor’. ¡Magia pura!
El cine de este director es particular, distinto, es un cine de autor, y como tal tiene su sello inconfundible, que no gusta a todos por igual, pero para nosotros fue un auténtico descubrimiento. Todo el universo Almodóvar se concentra en esta película y a nosotros nos encanta.

 

Déjanos tu email
Te mantendremos informado de todas las novedades

Y serás el primero en enterarte de concursos y promociones exclusivas.

Ana Isabel

Ana Isabel Domínguez Orol
Fundadora y autora del blog Entérate de lo último
http://enteratedeloultimo.es/

  • Entérate de lo último

    .

  • Tatiana Segovia

    Me gusta mucho el estilo de Almodóvar, esta no la conocía.

  • Charo Romero Álvarez

    Me gustó la interpretación de Miguel Bosé y cantando “Un año de amor”. Está bien la peli.

  • Soraya Privado

    no la he visto

  • Beatriz Prieto

    El cine español me gusta cada vez más, aunque tengo que reconocer que empiezo a verlo desde hace poquito, esta no la he visto aunque no parece que esté mal.

  • Laura Vázquez

    Pues la verdad, tal y como la cuentas no parece que esté nada mal.

  • Annabell Areadicta Areadicta

    Mmmmm interesante no la conocía
    Normalmente las del almodovar suelen estar bien

  • Ana García

    Es cierto el estilo de Almodóvar es inconfundible yo creo que o te encanta o lo odias no hay término medio. A mi me gusta.

  • Antonia López

    Ya tiene sus años pero la película es buena yo la viera en su momento y esta reseña me la ha recordado con grandes actores.

  • Carolina Requena

    No la conocía pero es que tampoco sigo mucho el cine español, ahora un poco más pero de aquella época no conozco nada.