Reseñas

PELÍCULAS / “Desayuno con diamantes” / Para los amantes de los clásicos de lujo)

Desayuno Con Diamantes” es uno de esos clásicos que todos los amantes del cine deberíamos ver al menos una vez en la vida. Hace ya 55 años desde su rodaje y 54 de su estreno, pero esta es una de esas películas que nunca pasan de moda. Seguramente gran parte de su éxito se lo deba a su maravillosa banda sonora, compuesta por Henry Mancini, una banda sonora que le da magia y nos envuelve a lo largo de todo el film haciéndonos vibrar. No se puede concebir esta película sin Moon River, su canción principal, una de las melodías más bellas en la historia del cine y ganadora de un Oscar, una canción que fue compuesta expresamente para su protagonista, Audrey Hepburn, una joven actriz muy atractiva, estilizada y con una elegancia innata, que después de que con la película Vacaciones en Roma fuese catapultada a la fama, con esta se convierte en un icono del cine, pues aunque el papel no estaba destinado para ella sino para la exuberante Marilyn, parece hecho a su medida. El argumento de esta encantadora comedia no se diferencia mucho al de otras comedias románticas, son un cúmulo de circunstancias las que la convierten en especial: el encanto de su protagonista, el glamour de la Quinta Avenida, pero sobre todo la música.

Audrey Hepburn interpreta aquí a Holly, una joven Neoyorkina que lleva una vida fríbola y superficial, vive sola en su piso rodeada de cajas sin desembalar y maletas si deshacer con un gato que no tiene nombre, pues tiene pánico al compromiso y a echar raíces. Vive de los hombres y lleva una vida de lujo y consumismo, además tiene la extravagante constumbre de desayunar todas las mañanas contemplando el escaparate de la lujosa joyería Tiffany’s. Un dia Paul Varjack (George Peppard), un escritor frustrado que está esperando escribir el éxito de su vida, se muda a su edificio con una mujer mayor que él que es la que lo mantiene. Cuando sus vidas se cruzan todo cambia.
Es verdad que esta no es una obra maestra, también es verdad que este prodría ser el argumento de una película del montón. Es difícil saber lo que la hace especial, pero tiene algo, no sabemos muy bien qué, que la hace única: encanto, magia, glamour… Sea lo que sea, “Desayuno con diamantes” es una joya del cine, una película emblemática de las que nos gusta volver a ver en algún momento de nuestra vida, y es que ya no se hacen películas así, ni bandas sonoras como esta. A muchos nos quedó grabada la escena final en la que se produce el reencuentro de Holly y Paul fundiéndose en un abrazo empapados bajo la lluvia mientras nos envuelven las maravillosas notas de Moon River.
Muchos quisimos rozar un poco de esa magia y visitar los lugares donde fue rodada esta película, desde el edificio del Upper it side donde vivía Holly en un apartamento, hasta el escaparate de la lujosa joyería Tiffany’s en la Quinta Avenida donde la protagonista tomaba todas las mañanas un café y un bollo mientras lo contemplaba, pero ya no es lo mismo, ya no había magia, faltaba la música.

Déjanos tu email
Te mantendremos informado de todas las novedades

Y serás el primero en enterarte de concursos y promociones exclusivas.

Ana Isabel

Ana Isabel Domínguez Orol
Fundadora y autora del blog Entérate de lo último
http://enteratedeloultimo.es/

  • Entérate de lo último

    .

  • Rosario Casarino

    Me encantaría conocer

  • Me encanta, muchas gracias
    comparto en facebook, twitter y G+

  • Charo Romero Álvarez

    me encanta la película y banda sonora de Henry Mancini.

  • Patricia Demedice

    sin lugar a dudas mi preferido !
    me encanta

  • Jose Chacon

    Suerte

  • Lara García

    Esta peli es inolvidable!

  • Raquel Grau Rillo

    hace mucho de esa peli, pero es genial la verdad